27 jun. 2011

El fin de una etapa...

Todo comenzó en 2006, una panda de tarados empezaban en un canal pequeño, nuevo, una aventura que ni por asomo se imaginaban que haría historia en el mundo de la televisión.
Era un programa semanal, aparecía una rubia loca, un enano cabrón y la mejor reportera de todos los tiempos. Se llamaba Sé lo que hicisteis la última semana... Tampoco podemos olvidarnos del loco del programa, el gran Pepe Macías. Luego llegó el hombre que aparecía en todos los canales de este país, ¿quién no lo conocía? Miguel Nadal. El éxito llegó, el programa duplicaba la audiencia media de la cadena, y decidieron que a partir del 9 de Abril de 2007, nos alegrarían las sobremesas, y el programa pasó a llamarse Sé lo que hicisteis... al que llegaron a finales de ese mismo año, dos compañeros que se convertirían en imprescindibles: Dani Mateo y Berta Collado. El programa siguió y siguió subiendo, nadie se lo podría creer, era humor en estado puro, carcajada tras carcajada. En definitiva, era buena televisión. Aunque muchos dijeran que su éxito era por los recortes de otros programas, la realidad es que a todos nos maravilló su crítica, su manera de pensar, su verdad. Por eso mismo, muchos nos quedamos con ellos.

Pero no todo era bueno, en Noviembre del 2008, un juez decidía quitarles los vídeos de Telecinco, a partir de ahí salió un Sé lo que hicisteis... mucho más propio, y las imágenes el señor Vasile, se las metió por el culo. Más adelante otras cadenas decidieron hacer lo mismo: Cuatro, Telemadrid y Antena3. El programa dejó de ser un programa de crítica televisiva, pero aún así, siguió dando por el culo.
Sé lo que hicisteis..., seguía vivo.

Muchas caras aparecieron a la larga del programa, Teresa Bueyes of course, Alberto, Jose, Mario, Rober Bodegas, Cristina Urgel, Cristina Pedroche, Ricardo Castella, Paula Prendes, David Guapo, Leo Harlem y Jordi Mestre y despedidas tan dolorosas como la de Pilar Rubio, Alberto Casado, Rober Bodegas o la más difícil de todas y para muchos sentencia del programa, Ángel Martín.

Pero a pesar de la prohibición de cadenas, de la marcha de muchos, del tiempo, del horario, Sé lo que hicisteis... se hacía más grande con cada paso que daba: decenas de premios recibidos, largas esperas de los fans para verles, casi 1 millón de fans en Facebook, TTs en Twitter...
Sé lo que hicisteis... era una bomba en internet y en las redes sociales.
Y siguieron haciendo buena televisión, a pesar de las críticas y de los cambios, Sé lo que hicisteis... daba guerra por donde pasaba.
Durante 5 años, sin parar ni en vacaciones, 1010 programas dando donde más dolía, pero sobre todo, repartiendo risas.

Pero tras 5 años en televisión, el 17 de Mayo de 2011, se daba la noticia esperada por muchos, pero sobre todo, muy difícil de asimilar para la mayoría... Sé lo que hicisteis... echaba el cierre. Tras millones de carcajadas diarias después de comer, tras miles de lágrimas, y sobre todo, tras un montón de trabajo, el buque insignia de la cadena decía adiós.

Más allá de su trayectoria, de problemas y de premios, lo que no sabían es lo que estaban dando a muchos, para mi, para muchos de nosotros, Sé lo que hicisteis... no fue solamente un programa, fue una experiencia.
En 2006, al lado de mi madre, veíamos a Patricia Conde y a Ángel Martín a carcajada limpia, no se podían aguantar la risa, y contagiaban a su público, porque mi madre lloraba de la risa... Estuve durante mucho tiempo viéndolo con ella, riéndonos y muchas veces llorando incluso. Más adelante, con el fichaje de Dani y de Berta, volví a verles... quería verle a él ahí, eso no me lo perdía. Y en ese momento, cuando los vi a todos juntos, a todos haciendo humor... no me levanté del sillón. A partir de noviembre del 2007, entraban en mi casa de 3 y media a 5, y me hacían reír tantas veces, que hasta parecía sencillo...
Gracias a mis ansias, a mi tozudez y a la poca paciencia de mi madre, pude llegar a conocerles y en 2010 los fui a ver, tras 3 años al pie del cañón, por fin les conocía. Y tras conocerles y verles en directo, empecé a quererles aún más, sí, se podía... ellos podían ser aún más grandes y especiales.

Pero lo que más le agradezco a esta pequeña familia, es que me hayan ayudado a encontrar la mía. A partir de todo eso, yo he conocido a verdaderos amigos, grandes personas con las que ahora mismo comparto algo más que la afición a un programa, comparto una amistad, son parte de mi vida. Durante muchos años hemos estado juntos, coincidiendo en nuestro punto de encuentro, o incluso viajando para ver a muchos, esa gente valía realmente la pena. No tengo palabras para llegar a describir lo que he vivido, para entenderlo tienes que estar ahí.

Ahora nuestros chicos ya no están, hace poco más de 1 mes que dejaron las sobremesas vacías, y aún ahora se me hace difícil. Las tardes ya no son lo que eran, pero quedará en nuestro recuerdo.
Nuestra rubia bailando mientras llegaba con una sonrisa a plató, el enano jugándose la vida con alguna estupidez, Miki piropeando a las chicas, la Pequeño Pony bajado dando trotes, la risa de Berta Collado, el desconcertante Pepe Macías, Pilar Rubio deslumbrando con sus reportajes, la bola de Jose, el foro de Alberto, el "a vosotros siempre" de Tino, los aplausos y gritos de Gonzalo, ¿Qué está pasando?, la disimulada publicidad de Rober Bodegas, y por supuesto, la sonrisa y espontaneidad que nos ofrecía Dani Mateo. Todo en su conjunto, forma lo que ahora recordaremos como el mejor programa de la televisión.

Gracias Sé lo que hicisteis... por formar parte de mi vida.




Seguramente muchos de vosotros os encontraréis en este vídeo, que aunque parezca largo, no refleja ni la décima parte de todo lo vivido. Gracias a vosotros, gracias a todo el equipo del programa, gracias por las risas, por los llantos y gracias Dani Mateo.

Gracias por estos 5 años a vuestro lado y gracias por 1010 programas únicos.

Espero veros pronto en un proyecto igual, o si cabe, mejor... es el fin de una etapa, pero comienza otra nueva que puede ser incluso más bonita, difícil pero no imposible.

Os quiero.
Y por supuesto: Larga vida al rey de las tardes... Sé lo que hicisteis.

22 jun. 2011

La música y otros vecinos del montón.

¡¡Hola a todos!!

Hacía muuuuuucho tiempo que no actualizaba con algo normal, porque la conversación de aquí abajo con mi amiga Carola, puede ser de todo menos eso.
Aunque el nombre de la entrada sea la música, no os preocupéis, no me voy a poner aquí a explicar todo tipo de música, cantantes y no cantantes que nos deleitan con su voz o con sus gallos, que podría hacerlo gracias a mi cultura musical mega desarrollada (Encarnita Polo y Camela, entre otros).

Hoy me he levantado diferente, más concretamente rabiosa, arañando espaldas y mordiendo bocas, o eso es lo que decían los altavoces a todo volumen de mi vecino, el más simpático de todos que cuando no se le da por escuchar a Shakira, se pone a todo volumen el lloraré las penas de Pechitoh y así una luego se levanta como se levanta, si es que consigue levantarse.

Hasta que punto es bueno conocer a tu vecino... cual es el límite de confianza que puedes tener con él, porque yo no tengo ninguna confianza y me están dando unas ganas de ir a pedir "sal" que da miedo.
Como diría Mou... ¿Por qué?
No somos amigos, no quiero conocer sus gustos musicales, ni tampoco querrán los demás... Y lo más importante... ¿Por qué a la mañana? ¿Por qué por la mañana en verano? ¿No le duele a él también? Como vuelva a hacerlo, le voy a llorar a la puerta de su casa, o terminaré arañándola o mordiéndola como un perrillo enfadado, tal y como él me pide, no lo sé todavía.
Bueno, este es mi vecino de al lado, pero no sólo él quiere enseñarme sus gustos musicales, muy poco definidos, por cierto.

Mi vecino de arriba también está aprendiendo, pero él es más de Isabel Pantoja y Rocío Jurado... cómo en un espacio tan pequeño, puede haber música tan diferente y cuánto daño hace a mis oídos. Pues sí, a mi vecino el cantautor (otro día os explicaré el porqué del mote) le molan los gritos, está confirmado. Y sobre todo le molan los gritos por la mañana, o si no, en épocas de exámenes. Cuando mientras él siente esas... eh... bueno, mientras él siente eso por sus venas y se lo transmite a todo el vecindario con su voz, yo tengo que aprenderme lo que son las falacias formales, informales, la lógica, Kant y otras mierdas.
Os puedo asegurar que es cuanto menos difícil.
Otro que como siga así, juro que le mataré con el telefonillo, que él tendrá mucho mundo interior (y con ganas de exteriorizarlo), pero yo tengo mu mala hostia.

Lo de este edificio es un misterio, y no el fin del mundo dichoso, que está mucho más claro, sólo hay que ver esto para darnos cuenta que algo no va bien. Pero de eso ya hablaré otro día...

Lo dicho, es un misterio, es un edificio enorme, muy moderno, con unas 12 letras por piso, pero sin embargo... entramos por el garaje. ¿No veis como algo falla? ¿Por qué entramos por el garaje? Sencillo... al hacer este fantástico edificio no se ponían de acuerdo y terminaron poniendo el portal en un callejón que no pisa ni el cartero, de ahí la tardanza de las cartas... aprovecho para agradecer desde aquí a mis tíos de Cádiz y a los de Bilbao, ¡Feliz Navidad para ellos también! ;)
Vamos, que a mi lo del portal es lo que menos me importa, soy la más feliz sintiéndome Lara Croft en plena bajada de cuesta del garaje... soy una rebelde, ya lo sabéis. Pero lo que sí me molesta es que intentemos batir entre todos algún tipo de record para el Guiness porque si no, no se entiende por qué me maltratan así con sus canciones.

Pero esto no acaba aquí, no... porque mientras escribo estas lineas mis oídos sangran escuchando a todo volumen Justin Bieber. Yo moriré, sí... ¡pero mis vecinos mueren conmigo!
Por cierto, sabéis que tiene una canción que se llama Favorite Girl? En la canción dice que quiere depilarse como ella... Me ha sorprendido, hoy vivo sorprendida.

Último consejo: comprad tapones para los oídos de calidad, los que te regalan en Renfe son la mierda.


Ahora sí, os dejo... no sin antes deciros que soy

Pues eso, a empezar bien el verano ;)
Un beso y abanicos para todos.

PD. Espero poder actualizar pronto con algo bonico sobre SLQH, que no hice referencia en este blog por falta de tiempo, y considero importante...

10 jun. 2011

Querida yo a los dieciséis...



Bonita iniciativa, sobre todo necesaria... no es ningún juego.