21 ago. 2011

En el mundo genial de las cosas que dices

Si algo diferencia a las personas eso es su personalidad... su manera de hacerte entender como ven ellos la vida, que es lo bueno y lo malo según lo que ellos han vivido...
Te sorprenden con cualquier cosa, te sacan una sonrisa a cada segundo, porque para ellas esa es su forma de vida, el ser feliz.
Cuando algo va mal, te lo solucionan pensando en lo bien que irá en el mañana... si estás triste porque no te gustan las despedidas ellas te sacarán una sonrisa con eso de: "esto no es un adiós, porque siempre volveré". O si te caes, ellas te levantan diciéndote: "yo no sé si se puede quererte más fuerte"...
Hacen de un adiós algo divertido, si lloras de pena, terminas a carcajadas... esas personas que nada más verlas transmiten alegría, felicidad y buen rollo. Que sabes que con ellas te vas a evadir de los problemas, porque para ellas los problemas no existen, todo está solucionado. Solamente hay obstáculos que hay que aprender a saltar...

Esa forma de ver la vida, esa alegría constante, sin parar de reír, esa confianza plena que te transmiten, poder ser como tú eres sin necesidad de mentirle a nadie, eres así, y lo digo, porque sé que con vosotras puedo hacerlo.
Con muy pocas personas me pasa, es muy difícil conseguir la confianza plena en alguien, el hablar de todo sin decir nada... me sobran los dedos de una mano para contarlas.

He tenido la gran suerte de que me junto con gente muy divertida, gente que necesita reírse de ella misma o de todo lo de su alrededor a toda costa, porque si no no es capaz de vivir. Esa manera de llevar la vida te la terminan pasando, y la ves con otros ojos, con positividad.

Porque la vida puede ser maravillosa.



Gracias por escucharme, hacerme comprender que los problemas pasan, y las sonrisas permanecen... gracias por ayudarme a reír e incluso a llorar.

Porque os volveré a ver pronto y eso no hay nada que lo cambie.
Cumplisteis y vinisteis, ahora me toca a mi volver a cumplir... Os quiero.