28 nov. 2011

The best years of our lives...

Hagamos un trato:

Yo os prometo sonreír, intentar levantarme todos los días de manera optimista. Prometo acordarme de vuestros cumpleaños y de vuestros colores favoritos. Ir a veros cada vez que pueda, abrazaros sin motivo, deciros que os quiero y daros los buenos días cada mañana.

A cambio de eso, yo no os pido nada, simplemente, que estéis conmigo.

Ese es el trato.



¡¡ESPARTANAS!! ¿Cuál es vuestro oficio? AU, AU, AU!!!

20 nov. 2011

Seis meses.


Porque es algo más que un edificio... y fue algo más que un programa.

16 nov. 2011

Lucha constante...

Sé que algún día terminaré de salir de esta mierda sin nombre...
Sé que en algún momento me levantaré con ganas de comerme el mundo, con ganas de conseguir mi sueño, cumplirlo y sentirme orgullosa de mi misma.
Sé que algún día dejaré de decepcionar a la gente, en cuanto deje de decepcionarme a mí.
Soy un torbellino de emociones, y hace unos días he caído a lo más profundo... y para subir tengo que tener ganas, porque nadie me va a levantar.

Espero y deseo que, con ayuda, dentro de poco pueda escribiros diciendo que estoy bien, que he perdido el miedo, que soy yo, la que hace un tiempo quería comerse el mundo como aperitivo... la que os decía que algo grande está por venir.




Sé que más tarde o más temprano esta mala racha, que parece interminable, acabará. No sé cuando...

De momento hoy ya he conseguido lo que hace año y medio llevaba esquivando, enfrentarme a uno de mis miles de miedos, y junto a mi padre, visitar ese cementerio horroroso que supone recordar el peor día de mi vida.

Ahora ya sólo me queda perderle el miedo a encontrarme con la realidad... paso a paso.

9 nov. 2011

Y otra cuenta atrás...

Y es verdad... cada día es un día menos.
Las despedidas son horribles, muy difíciles y siempre terminamos soltando alguna que otra lágrima... pero qué le vamos a hacer.
Lo bueno de esas despedidas, es que más tarde o más temprano... habrá reencuentro. Un reencuentro mucho más bonito que el anterior, y así será siempre.

¿Sabéis? Lo mejor de todo esto, es que por mucho que la gente lea estas palabras, sólo lo entenderéis y os sentiréis reflejadas vosotras. Porque solamente nosotras hemos vivido todo esto. Porque es una experiencia demasiado bonita como para compararla. No hay comparación. Sólo sois vosotras. Y nunca jamás, estaré lo suficientemente agradecida por quererme como soy, porque no hace falta decir nada... porque es increíble como con una simple mirada o una simple sonrisa, transmitimos tanto... pero repito, solamente nosotras.

Así que escribo esto agradecida y muy emocionada, porque es recordar todo lo vivido y sonreír. Aunque ahora mismo esté con fiebre y con un dolor increíble de garganta... os recuerdo y me río. Porque somos espartanas... y porque nuestro oficio es la risa. Porque os quiero, porque sois mi tesoro. Lo más bonito que me ha pasado en mucho tiempo... porque nos mostramos tal y como somos, porque nos entendemos a la perfección... sois especiales, y me transmitís una energía tan positiva, tan bonita, tan real... y sobre todo, sincera.
Eso sólo lo transmitís vosotras... porque sois, de corazón, las personas más grandes de este mundo.
Igual las que más cariño me transmitís, y es un logro estando tan lejos... porque la jodida distancia nos mata, porque de 7 días de la semana os echo de menos 8... porque esto es así, siempre hay hasta luegos de por medio... pero no por ello estoy triste. Porque os sigo sintiendo conmigo, y esto es realmente... impensable.

Es MUY difícil que aún con la distancia de por medio, aún habiendo tantos kilómetros entre nosotras, estemos tan unidas. Y lo estamos, claro que lo estamos. Estoy muy orgullosa de vosotras, de todas y cada una, porque formáis parte de algo improvisado, de algo que salió porque sí. Formáis parte de mi vida.
Estáis ahí, en un trocito de mí.

Y sabéis qué? Que lo hemos conseguido. Que hemos conseguido seguir juntas a pesar de que lo que nos unía se haya ido... porque notamos algo más, esto no dependía de un programa, no era una simple amistad por gustos. Esto se ha convertido en algo GRANDE, algo que contaré a mis hijos en el día de mañana... Como de un programa, ha podido salir algo tan bonito y tan único.

Sonará egoísta, pero sólo lo hemos vivido nosotros. Y no hay más.

Os quiero muchísimo, espartanas.
Yo brindo porque siga saliendo el sol, un sol gigante, el sol más grande de todos.




¿De verdad no lo veis? ¿No notáis que no hace falta decir nada después de ver esto?

No hay más preguntas, señoría...
Creo que está todo dicho.