13 ago. 2012

Sin respiro.

.
Otro puto día 13.
No soy supersticiosa, no le tengo miedo a los gatos negros, ni a que se rompa un espejo ni a pasar por debajo de una escalera... pero este día tiene algo.
Algo que me hace sentir escalofríos, algo oscuro, negativo, dañino.
Este jodido número puede parece un número cualquiera, pero es el día en el que la vida me pone a prueba...
Baches, rachas, etapas...
Ya.

Hoy me he dado cuenta de que me he tenido que comportar muy mal en otra vida, he tenido que ser asesina en serie o política, para que ahora, en tiempo récord, me devuelvan todo esto.
O eso, o es que como dicen por ahí... no existe la perfección en ningún sitio. Ni siquiera ahí arriba.

Yo le pido a la vida, al karma, a Dios, a quien sea que está ahí y que dirige todo, que nos de una tregua.
Un tiempo de descanso, que nos deje levantarnos, que pare de ponernos piedras en el camino, que sea un poco más justo. Que castigue a delincuentes, que ayude a quien lucha y que de un empujón a la gente que ha tirado la toalla.
Reconozco que no soy de las personas más fuertes, que esto le pasa a mucha gente y que bien es cierto que todo pasa por algo. Pero como siga apretando me voy a ahogar.

El último bache, otra pérdida para mí y para mi familia. Y como siempre, sin explicación.
Porque los que más luchan, los que pelean por seguir en este mundo día sí, día también son los que terminan yéndose más rápido. ¿Quién dirige eso que denominamos cielo? ¿Por qué es tan egoísta? ¿Qué pretende transmitirnos o enseñarnos con todo esto?
No me creo eso que dicen que esto te hace más fuerte. Ya no. Porque veo a mi familia cada vez más débil, ¿dónde está esa fortaleza? ¿Cómo se supone que llega? ¿De verdad es tan importante?

La fortaleza está sobrevalorada. No me gusta ser fuerte si éstas son las condiciones.

Siento rabia. Siento impotencia.
No depende de mí, yo no puedo hacer nada para cambiar las cosas. Pero le intento buscar un lado positivo, una explicación, un porqué... y nada. No hay motivos para hacernos esto. No es justo.

Me queda pensar que allá donde estés, estarás tranquila y descansando. Querías hacer un montón de cosas, querías salir ya de ese puto hospital y encontrarte mejor... y no puedo sentirme más orgullosa, ya que marchaste peleando de principio a fin.
Estoy tranquila, porque estoy segura de que estás acompañada de dos grandes mujeres que también marcharon en su día como dos luchadoras.

Yo sé que a partir de ahora tengo 3 ángeles que me protegen y que cuidarán para que yo esté bien. Pero no os preocupéis, por suerte me he encargado de tener muy buena gente a mi lado, muy de verdad y aunque muchos estén lejos, siempre les noto muy cerca. Mamá lo sabe de sobra.
Pero ahora sólo te pido que desde donde estés, cuides y protejas a tu familia, porque para que yo sea feliz, necesito ver de nuevo a mi abuelo sonreír.


Será imposible olvidar tu sonrisa.
No dejaré de recordarte, tía...
Hasta siempre.

4 ago. 2012

Basta (bis).

Quiero dar las gracias a El Chojin por concentrar todo lo que opinamos en un solo vídeo.
Por ser nuestra voz.



Me encantaría citar algo que destaque de esta canción, pero para ello tendría que poneros la letra entera.
Indignación.